Las ondas de choque han demostrado ser un método eficaz y no invasivo para el tratamiento de la patología músculo-esquelética localizada.

La indibaterapia está reconocida como uno de los tratamientos rápidos y efectivos tanto en patologías agudas como crónicas, ostearticulares y musculares.

Esta técnica, ha sido un avance increíble en el tratamiento de las tendinitis, tendiniosis y en general de las lesiones de tejido blandos dando increíbles resultados.