sala de prensa

El cuidador Asturiano de Silva

sala de prensa

Acaba de aterrizar en Asturias procedente de la ciudad inglesa, a donde viaja una vez al mes para trabajar con el jugador del City

El mierense Eduardo Álvarez trata en Manchester al futbolista internacional canario

 Es fisioterapeuta. Se llama Eduardo Álvarez Gil (Mieres, 1976). Acaba de aterrizar en Asturias procedente de Manchester. Allí trató, durante el pasado fin de semana, a todo un campeón del mundo y dos veces campeón de Europa con la selección española como David Silva. «Empecé a trabajar con él por mediación de otros jugadores», asegura el mierense, que mantiene, a día de hoy, «una relación más de amistad que de paciente-fisioterapeuta con David».

No fue la primera vez. Sino una de las tantas veces que el mierense se ha desplazado a tierras británicas para trabajar con el internacional canario en Carrintong, la ciudad deportiva del Manchester City -suele hacerlo al menos una vez al mes-, donde ha coincidido con jugadores de la talla de Bolotelli, el ‘Kun’ Agüero y Carlos Tévez.

«Tengo trato con los que hablan español, que siempre es más fácil, pero, tratar, sólo trato a Silva», comenta Eduardo, quien aprovecha sus desplazamientos para empaparse de la Premier, una competición que considera «más física» que la española y en la que, asegura, existe «mucho mito en cuanto a que los entrenamientos son espectaculares y que la competición es alucinante…». «Yo no veo tanta diferencia», afirma Álvarez, que asegura que en la Liga española «se manejan mejor los aspectos de preparación y acondicionamiento del jugador, además del tratamiento de la lesión». A juicio de este fisioterapeuta asturiano, tanto el Real Madrid como el Barcelona están muy por encima del nivel de cualquier equipo inglés. «No sólo a nivel físico, sino en todos los niveles», hace hincapié.

Por las manos de Eduardo han pasado un buen número de jugadores de diferentes clubes. Y no sólo de Asturias, sino también de fuera de nuestra geografía. A la clínica que el fisio tiene en Mieres ha acudido recientemente el jugador de Osasuna Sisinio González, conocido futbolísticamente como ‘Sisi’, y el Hércules de Alicante también ha requerido en varias ocasiones de sus servicios.

Además, mantiene buenas relaciones con los servicios médicos de Sporting y Oviedo. «Con Antonio Maestro y Lorenzo del Pozo trabajé hace unos años en el Gijón Baloncesto, y con Manolo Rodríguez, Barreto y Gabi he tenido la suerte de colaborar en momentos puntuales», afirma. Los dos grandes equipos asturianos cuentan con «muy buenos profesionales», indica Álvarez Gil.

La preparación, al alza

Para este experto en fisioterapia deportiva, cuyo trabajo se basa en minimizar el riesgo de lesiones y en que el rendimiento sea lo más óptimo posible, «la preparación de un deportista de élite ha mejorado mucho con los años». Ya en su clínica de Mieres, donde también el internacional Silva se ha dejado ver en varias ocasiones, Eduardo explica que, actualmente, existe «un equipo multidisciplinar, desde el preparador físico, al médico, pasando por el fisioterapeuta o el podólogo, trabajando para minimizar el riesgo de lesiones y que el rendimiento sea lo más óptimo posible».

La diferencia, puntualiza, entre un deportista de élite y un deportista ocasional o una persona de la calle «reside en el grado de exigencia después de la lesión», ya que, continúa, «a los deportistas, debido a las obligaciones que existen, tenemos para tratarlos en el tiempo que hay entre un partido y otro». Un plazo muchas veces escaso que en ocasiones puede hacer que «las lesiones se cronifiquen». Por este motivo, el mierense no es partidario de reducir plazos, aunque reconoce que algunas «se pueden acortar».

Una de las lesiones más habituales en los deportistas de élite, y en el mundo del fútbol en particular, aunque no la que más, es la tendinitis, una de las dolencias que «más guerra nos daba por su cronicidad y que incluso llegaba a retirar a jugadores». Sin embargo, según explica Álvarez, hoy en día, «las nuevas técnicas traídas del deporte de élite como las ondas de choque o la EPI (Electrólisis Percutánea Intratisular) nos están dando unos resultados increíbles en unos tiempos cortísimos».

Ver noticia

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.
Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>